Traumas persiguen a inmigrantes salvadoreños

Hace un año, María y su esposo vendieron sus automóviles, el local de venta de materiales de construcción que tenían y le pagaron cerca de $14,000 a un coyote para que los llevara de El Salvador a Estados Unidos.

La pareja sostiene que hacía más de un año que los extorsionaban pandilleros. El hombre pasaba las noches en vela, a veces María lo escuchaba llorar. Cuando se enteró de las amenazas, ella dejó de ir a la iglesia todos los días, como solía hacerlo, por temor a que la agredieran.

“Decían que ellos no juegan, que ellos sí lo van a matar a uno”, señala María.

Ellos vivían en uno de las provincias consideradas por la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) como de los más violentos de El Salvador, con un alto índice de criminales deportados de Estados Unidos y México, que luego nutren las filas de los maras.

Nota completa: http://aldiatx.com/news/2013/jan/18/salvadortrauma_19dia/